viernes, 21 de diciembre de 2012

HASTA DÓNDE VAMOS A LLEGAR

A continuación les traigo el reglamento que la Junta de Gobierno de la Hdad del Cármen Doloroso exigirá a su cuadrilla a partír de este año.


Evidentemente nada tiene que ver, ni por asomo, con el reglamento de cualquier Hermandad de nuestra ciudad de Linares, muchas cosas serían buenas traerlas y aplicarlas a nuestras Hermandades, pero para tratarse de Sevilla creo que esto ya se les está llendo de las manos.

Estamos perdiendo el sentido de salir de costaleros, se esta perdiendo el sentido de servir al Señor y a su Madre, se esta cambiado la forma de ver al costalero. Antes el costalero era ese hombre que sufría por amor a sus titulares, era esa persona anónima que nadie conocía, esa persona que había que cuidar para  que aguantara lo máximo posible debajo de los pasos...ahora el costalero parece que es el protagonista de todo, que no tiene derechos y como tal se le tiene que poner unas normas de comportamiento....

Salir en Sevilla de costalero es de privilegiados, es cierto, pero de ahí a tratarnos de esta manera...parecen olvidar que este "boom" del costalero es algo reciente, que hace 10 años la gente no se daban tortas por entrar en los pasos como ahora...

Muchas de las normas abajo descritas son lógicas, justificadas y entendibles, pero otras como tener que pasar un examen médico para seguír perteneciendo a la cuadrilla....me parece de juzgado de guardia, cada uno es lo suficientemente responsable y cabal para saber hasta dónde puede llegar, lean y juzgen ustedes mismos.

HERMANDAD CARMELITA DE LAS MARAVILLAS DE MARIA Y COFRADIA DE NAZARENOS DE NUESTRO PADRE JESUS DE LA PAZ Y NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN EN SUS MISTERIOS DOLOROSOS
I.P. OMNIUM SANCTORUM. Sevilla

REGLAMENTO DE REGIMEN INTERNO PARA LA CUADRILLA DE COSTALEROS.
(Acuerdo Junta de Gobierno en Cabildo de Oficiales de 18/9/2012)

PREAMBULO

El presente reglamento viene a desarrollar el artículo XXXVII de nuestras Reglas, con el fin de establecer unas normas básicas, de obligado cumplimiento, que regulen las funciones, los derechos y deberes de la Cuadrilla de Costaleros de nuestra Hermandad, así como los requisitos de acceso y permanencia en la misma. Dicho reglamento de régimen interno dimana directamente de la Junta de Gobierno, y será aplicado bajo la supervisión del Diputado Mayor de Gobierno y de un Delegado de Capataces y Costaleros nombrado al efecto en Cabildo de Oficiales, el cual, a su vez, podrá designar a un colaborador o auxiliar para cada paso.

Estas normas persiguen, en definitiva, mejorar la convivencia y la implicación de nuestra Cuadrilla de Costaleros, garantizando a la vez un desempeño correcto de las funciones propias de la misma y el mantenimiento de una imagen exterior acorde al carácter de la Corporación a la que pertenecemos.

1.- Acceso y Permanencia como miembro de la Cuadrilla.

1.1.- Toda aquella persona que desee ingresar en la Cuadrilla deberá, en la fecha de su aprobación por la Junta de Gobierno, pertenecer a la nómina de Hermanos de la corporación y estar al corriente de sus obligaciones con la Hermandad. Además, deberán tener cumplidos como mínimo los 18 años y no superar los 35 años antes del primer ensayo a realizar.

La admisión en la Cuadrilla queda supeditada a que la persona en cuestión tenga la talla de altura idónea para el hueco que se precise cubrir, lo cual queda dentro de la competencia de los Capataces de la Hermandad. Para ello, deberán tener en cuenta además la lista de Hermanos aspirantes que figuren, por orden de antigüedad, en un registro que deberá supervisar el Delegado de Capataces y Costaleros.

1.2.- La composición final de la Cuadrilla para cada Estación de Penitencia, junto a las modificaciones, altas y bajas, que se hayan podido producir, deben ser aprobadas por la Junta de Gobierno, en Cabildo de Oficiales, al menos quince días antes de la Estación de Penitencia de cada año, en un informe que deberá presentar el Delegado de Capataces y Costaleros.

1.3.- La edad máxima para la permanencia en la cuadrilla será de 50 años. Dicha edad será la última con la que se pueda participar como costalero el día de la Estación de Penitencia de la Hermandad, quedando la ampliación de dicho plazo bajo la decisión de los Capataces de la Hermandad, teniendo en cuenta, según lo preceptuado en la Regla XXXVII, que “el costalero habrá de someterse a cuantas pruebas medicas fueren necesarias para acreditar su aptitud”. Este hecho se hará constar en el informe de altas y bajas que anualmente deberá presentar el Delegado de Capataces y Costaleros a la Junta de Gobierno.
Será igualmente obligatoria la suscripción del seguro de accidentes concertado, en su caso, por el Consejo General de Hermandades y Cofradías de Sevilla, así como cualquier otro que eventualmente pudiera contratar la Hermandad.

1.4.- Al objeto de igualar a todos los miembros de la Cuadrilla en derechos y deberes, los Costaleros que componen actualmente la Cuadrilla y que aún no son Hermanos de la Corporación, sólo podrán permanecer en la misma en tal circunstancia hasta el Miércoles Santo de 2017.


2.- Uniformidad.

2.1.- Los costaleros miembros de la Cuadrilla están obligados, en las Salidas Procesionales, a vestir con la uniformidad que se indica:

Paso de Misterio:
Calzado, calcetines y pantalón en color NEGRO.

Paso de Virgen:
Calzado, calcetines y pantalón en color BLANCO.

La faja debe ser, preferiblemente, de colores discretos como el negro o el morado.

Para la parte superior del cuerpo camiseta de color BLANCO. Se recomienda también el uso de camisa o sudadera con el escudo de la Hermandad, quedando totalmente prohibido el uso de prendas con escudo o referencia a cualquier otra Corporación. También se prohíbe al Hermano Costalero el uso de las prendas identificadas con el escudo de nuestra Hermandad en otras.

En el caso de que el Costalero trabaje más cómodo con el pantalón un poco remangado, este no sobrepasará un par de dedos por encima del tobillo.

2.2.- En cuanto al Costal, con preferencia debe ser de color BLANCO, quedando totalmente prohibido el uso de colores o diseños extravagantes, así como la representación en el mismo del escudo o imágenes de otras Corporaciones ni anagramas de cualquier tipo de Instituciones Públicas o Privadas. Todo aquel costal que se salga de esta línea quedará pendiente de la aprobación conjunta por parte de los Capataces y el Delegado designado por la Hermandad.


3.- Derechos y Deberes de los Hermanos Costaleros.

3.1.- Los Costaleros tendrán derecho a que sus inquietudes sean tenidas en cuenta por la Junta de Gobierno, para lo cual se canalizarán a través del Delegado de Capataces y Costaleros y sus auxiliares, que serán los encargados de evaluarlas junto con los Capataces y, en el caso que fuera necesario, transmitirlas a la Junta de Gobierno.

3.2.- Para poder mantener el puesto que se ocupa en la Cuadrilla, el Hermano Costalero está obligado a la asistencia a todas las citaciones que pudieran realizar los Capataces (iguala, ensayos, mudas, retranqueo o cualquier otra que pudiera necesitarse), exigiéndole la máxima puntualidad por disciplina y respeto al resto de compañeros. La ausencia y/o el retraso solo podrán ser admitidos por circunstancias muy especiales y debidamente justificados a los Capataces y al Delegado o sus auxiliares.

3.3.-Todos los miembros de la Cuadrilla están obligados a observar normas éticas y morales apropiadas, para el fin que es portar a nuestras Sagradas Imágenes, manteniendo ante todo actitudes de hermandad, respeto y compañerismo. Estarán obligados a acatar las órdenes del Cuerpo de Capataces, ya que estos son los responsables directos ante la Junta de Gobierno.

3.4.- Al ser los Costaleros parte activa de la Hermandad , y ser además un grupo muy llamativo y observado a su vez, se les exige un comportamiento exquisito en todo momento, ya sea en una convivencia, iguala, ensayos y más aun si cabe en el transcurso de la Estación de Penitencia. Para ello quedaran bajo la autoridad del Cuerpo de Capataces o miembros de la Junta de Gobierno con autoridad para ello.

3.5.- En la Estación de Penitencia, al salir los Hermanos Costaleros en sus relevos, deben de abandonar el Cortejo lo más rápido posible, sin atravesar el cuerpo de nazarenos. A igual modo, al encontrarse en los puntos de relevos acordados debe mantenerse siempre la precaución de dejar el suficiente espacio para que la Cofradía pueda discurrir con total normalidad.

4.- Infracciones y sanciones

4.1.- El incumplimiento en cualquier modo de esta reglamentación puede suponer, según la gravedad del mismo, desde la suspensión temporal hasta la expulsión definitiva de la Cuadrilla. Para ello el infractor tendrá derecho a exponer las alegaciones pertinentes.

4.2.- Las propuestas de sanción serán elevadas a la Junta de Gobierno por el Delegado de Capataces y Costaleros, con el preceptivo informe de los Capataces de la Hermandad.

14 comentarios:

  1. 5.1.- Y al que no le guste ya sabe donde está la puerta...

    ResponderEliminar
  2. a los gallego se le ha ido la cuadrilla de las manos entonces?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo, esto viene de la junta de gobierno, y creo que precisamente porque los gallego mandan los pasos se pueden permitir el lujo de hacer estas cosas

      Eliminar
  3. Tras leer, y releer el texto, no veo por qué echarse las manos a la cabeza.
    En un "mundo" en el que cada vez proliferan mas los " deportistas", en general mas preocupados de ir acorde a lo que dicte la "moda" y de su propia imagen que de lo que llevan arriba, en el que en muchos casos no se respeta a las propias Hermandades ni su cortejo, o en el que es mas que habitual el entrar en bares con la ropa puesta e inmortalizar el momento; es normal que sean éstas las que no esten conformes con esa actitud y quieran poner orden.
    En cuanto a lo del examen medico, pues no es descabellado, conviene recordar que bajo los pasos se desarrolla un trabajo fisico importante, y que para ello hay que estar mas o menos preparado y por supuesto no sufrir patologias que lo impidan.

    Jose Carlos Martos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón, hay costaleros así, pero no todos, y estan pagando justos por pecadores...

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con el comentario de este señor. Un costalero como Dios manda no tendria que sentirse molesto con estas exigencias, de hecho esa es la forma de comportarse en una estacion de penitencia y de los costaleros tendria que salir actuar de esa manero, sin neceisdad de que este escrito en ningun lado. Otra cosa son los Frikis del costal que a esos si que les habra molestado no poder ir pseudo disfrazado por las calles de Sevilla.

      Luis Mel

      Eliminar
  4. Me parece un texto de lo mas coherente, salvo las referencias a la edad de entrada y retirada del costalero. Ademas no hay que ser muy listo para saber que lo de las pruebas medicas se quedara en papel mojado,,, no os preocupeis por eso.

    Fausto

    ResponderEliminar
  5. Evidentemente muchas de las normas son lógicas , otras pienso que no

    ResponderEliminar
  6. Personalmente pienso que el reglamento no tiene nada de descabellado. No deja de poner cosas que naturalmente hacen los costaleros normales, usa mucho el "preferentemente" y es normal que con mas de 35 años no se entre en una cuadrilla (hay que dejar a la juventud) y a los 50 aÑos realmente llegan pocos, veo un tope bueno pero no un techo, compo bien indican, puede prorrogarse la situacion. No es, como digo, ninguna locura.

    Agustin Lopez Marjalizo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hay cosas coherentes y cosas sin sentido

      Eliminar
  7. Un 10 para esta joven hermandad, muchas. No tienen los suficientes coj...s de hacerlo, y lo hacen x detrás.

    No entiendo tu comentario de que lo hacen xq son los gallegos??????? ya querrían otros capataces con + nombre(solo eso, nombre ) tener las cuadrillas de los Gallegos y saberlas llevar como ellos lo hacen.

    ResponderEliminar
  8. Precisamente por eso, como son grandísimos capataces, la gente quiere sacar pasos con ellos y donde van llenan los pasos, lo que digo es que quizás si los capataces de esta hermandad no fueran los gallego la junta no se habría atrevido a poner tantas normas, solo eso .

    ResponderEliminar